Haré lo que nunca pensé que haría…

… Aumentar de peso.

Casi toda mi vida he pesado 43 kilos. A veces un poco más cuando me la paso comiendo y/o haciendo ejercicio, otras veces menos que por las malpasadas o el estrés. Debo decir que amo mi cuerpo y que soy super feliz de ser delgada.

Desde los 14 años he tenido el cuerpo que tengo. A veces más músculo, a veces menos. Pero puedo comer bastante y no subir ni un gramo. O puedo dejar de comer y tampoco bajo de peso, la verdad es que la vida activa que llevo me ha ayudado bastante a mantenerme en forma.

Entre las cosas que me suelen molestar en ocasiones, es que la gente gorda dice que soy muy delgada. Pero es clásico escuchar esos comentarios de personas que viven en el país que se encuentra en el segundo lugar de obesidad en población adulta, y el primero en obesidad infantil.

He decidido subir a 50 kg, para ser donante de sangre. ¿La razón?… Poder ayudar a algún ser querido si fuese necesario.

Los demás requisitos para ser donante los cumplo, y si resulta que no soy, pues vuelvo a tener mi peso de siempre. Lo que no me da mucha confianza es que para alguien de mi estatura justo 50 kg es el peso ideal, pero conozco a chicas de mi estatura que pesan eso, y a mi gusto se ve muy antiestética la onda.

Mañana tengo cita con un nutriólogo para ver si es o no recomendable subir de peso, y de serlo comenzar con el martirio (la dieta).

Es obvio que para subir de peso rápido, hay que atascarse de “Tuinquis”, pero veo que los mexicanos no tienen esa buena costumbre de comer saludable.

Y es de las cosas que tampoco me gusta del pensamiento del mexicano. Haciendo uno sondeo rápido, las personas que tienen una ocupación matutina, prefieren “algo que llene”, a un desayuno saludable. Yo no estoy de acuerdo con ello.

Nuestro cuerpo es un templo al que debemos cuidar con mucho amor, puesto que es la herramienta con la que tenemos contacto con el mundo.

Prefiero llegar a tener 70 años y seguir comiendo antojitos, que llegar a los 40 y me prohíban todo lo bueno de esta vida.

No digo que comamos puras semillas, frutas y verduras, pero ¡caray! … no nos cuesta nada comer super sano de lunes a viernes, y el fin de semana darnos nuestros gustitos. Aparte que comer sano es más barato que comer porquerias. Por ejemplo; si vas a la tienda por unos doritos, estos cuestan 10 pesos, pero lo mismo cuesta un kilo de zanahoria. Que la gula no nos deje es otra cosa. Dejar de consumir comida chatarra también salva al planeta, porque reducimos el uso de plásticos.

Me quiero animar a poner entradas con recetas saludables y ricas que vea por la internet, o que uno mismo puede inventar. Mañana vuelvo a editar o escribir otra entrada para ver como me ha ido y mostrar avances.

¡RECUERDEN TOMAR AGUA EL DÍA DE HOY, SU CUERPO SE LOS AGRADECERÁ!

 

Resultado de imagen para love yourself tumblr

1 Comment

  1. Toda la razón, Lucy, nuestro cuerpo es algo muy preciado que tenemos que cuidar y, ¿por qué no? Cumplirnos caprichos de vez en cuando. También eh tenido la idea de comer más sano y de bajar de peso porque, aunque estoy en mi peso ideal, prefiero bajar un poco (tampoco tanto como para afectar mi salud) y quedar como me gusta sin salir de lo sano. En fin, apoyo la noción de entradas con recetas, sirve que saco ideas de comida, hehe :b

    ¡Ten bonito fin de semana!

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s