Florecer

Uno de los regalos de cumpleaños más bellos que me han hecho jamás ❤

De letras y Demencia

Érase un campo vasto, fértil y tranquilo. El sol brillaba cálidamente, pero no demasiado, sobre la vegetación. El viento soplaba con la justa intensidad, ni muy fuerte ni muy suave, de forma que la temperatura y la sensación resultaran sumamente agradables. Los árboles crecían imponentes y las flores comenzaban a abrirse. Aquí, en este paraje paradisíaco, es donde comienza esta historia.

Entre la hierba, del verde más hermoso que se pudiera uno imaginar, crecía una pequeña florecilla, ansiosa por mostrar al mundo sus colores. Podía sentir la calidez de los rayos del sol y los nutrientes en la tierra, todo lo necesario para ser su mejor ser. Lista para abrir sus pétalos y liberar su fragancia al viento, cuando notó a su alrededor a las demás flores. Decenas podía ver, tal vez cientos de ellas había. Todas listas para florecer justo ahí, junto a ella. Bañándose con el mismo sol…

Ver la entrada original 647 palabras más

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s