¿Todos deberíamos opinar?

Parece incongruente mencionar en un espacio de libre expresión como un blog personal, que toda la gente no debería opinar. Y esto es falso, ya que la libertad de expresión existe como un derecho universal.

La opinión ayuda a tener un criterio propio basado en nuestras experiencias e información.

Desde pequeños se nos fomenta a hablar y no escuchar, y todo lo queremos calificar desde nuestra perspectiva y vivencias, en ocasiones, sin tener en cuenta las experiencias ajenas y sin entender el panorama del contexto de otros.

Todos podemos opinar de todo lo que queramos, pero en las últimas décadas las redes sociales y foros de discusión parecen ya no tener límites en el respeto y otros valores. Pareciera que el estar detrás de una pantalla, sobrepasa el querer accionar un debate enriquecedor para fomentar el aprendizaje, a solo querer tener la razón y ser aprobados por nuestro pensar, dando la ilusión de cambiar al mundo con el “gran aporte intelectual” que le hemos otorgado a la humanidad.

Para las personas que generamos algún tipo de contenido en la internet sin importar la finalidad, somos vulnerables al escarnio público y debemos estar conscientes de que cualquier comentario, foto, entrada, etc… puede ser criticable y no debemos esperar que todas las personas estén de acuerdo con nuestro punto de vista, porque aquí se detiene el progreso y el aprendizaje, no obstante, es importante discernir si el dar nuestra opinión realmente hará un cambio, o si solo queremos ser aceptados y crear controversia con lo que decimos.

Aunque tengamos la posibilidad de someternos al escarnio, no significa que dentro de la norma social sea correcto atacar a los opinantes demeritando sus acciones.

En todo caso, la opinión pública debemos tratar que sea informada, y de preferencia objetiva, con la finalidad de evitar la desinformación que se mueve casi a la velocidad de la luz en los diversos medios de información a los que tenemos acceso.

Hay colectivos basados en hechos, que a través de las redes pueden hacer masivo el conocimiento de un movimiento en favor de los derechos humanos, aunque en la práctica el verdadero cambio se logra a través de las acciones y luchas, y aunque el internet sirve como un medio par unirnos, en realidad, la práctica es la que va a cambiar nuestra situación en el mundo.

Antes de que opinemos, podemos ser críticos con nosotros mismos y preguntarnos ¿qué hemos hecho para cambiar la situación de la que nos quejamos? ¿Mi opinión fomentará el diálogo y el aprendizaje, o solo es un ataque para salirme con la mía?

El silencio no permite el cambio, sin embargo, la sobreinformación a la que estamos expuestos, también puede provocar un efecto Photo by Anete Lusina on Pexels.com

No todo en la vida se debe monetizar…

Hace unos días, vi la publicación anterior en FB “No se enamoren de los emprendedores, esas cosas ni sentimiento tienen, es más, a la primera oportunidad te van a convertir en su empleado”.

Como todo en esta vida, no todos los emprendedores entran en esta categoría, muchos tienen ética en sus acciones, pero otros no.

Hace un par de meses leí el libro del autor Austin Kleon, “Sigue avanzando: 10 formas de mantenerme creativo en buenos y malos momentos”, y en uno de los capítulos, narra como tendemos a alabar a las personas en términos de mercado: ¡Ay que rico pastel, deberías venderlo!, ¡Que bonita pintura, puedes crear tu negocio!, ¡Tienes muy buena mano, deberías abrir una estética! etc…

Concluye con que antes la gente tenía pasatiempos y ahora son “ingresos extra”. Ya si tienen más curiosidad, pueden darle una ojeada al libro. Pero eso va matando la creatividad, porque lo que antes veías como un escape, se puede convertir una obligación y le quitará lo divertido.

No quiero dar la idea equivocada de que emprender es malo, todo lo contrario. El problema va cuando ya vemos posible oportunidad de negocio a todo, y no dejamos fluir nuestra creatividad en una actividad, solo por ver dinero en ella.

Así he perdido la confianza de muchas personas, y como vulgarmente se dice, se me han caído varios ídolos por esta razón. Simplemente uno no quiere monetizar con algunas actividades por razones personales, y este tipo de emprendedores pueden llegar a ser muy tóxicos con sus comentarios, aludiendo a ese “positivismo tóxico”.

Una vez me sugirieron monetizar este blog. No descarto la idea, pero son de las pocas cosas que considero terapéuticas y un lugar donde puedo escribir lo que yo quiera y cuando yo quiera.

¡No dejes que tus pasatiempos sean esclavizantes! No todo debería monetizarse.

Vaciando la carreta

En los últimos meses he estado en un camino de maduración y autodescubrimiento inreíble. He caído en cuenta de cosas que ya sabía, pero que me he terminado de convencer de que así son y serán; cosas inmutables en el tiempo.

Una de las cosas que me han cansado bastante es tener que jalar a las personas a que hagan o digan, aunque no soy del tipo de gente que busca consejo o apoyo, me gustaría ya no “jalar las carretas” ajenas, y ser jalada por alguien más por una vez en la vida, y que todos se preocupen por sus asuntos, resolviéndolos como adultos que son.

Creo que han llegado en el momento preciso, me siento como el capullo de la oruga que se va a convertir en mariposa. Después de todo ya tengo 29 años. Espero llegar a mis 30 como una persona más madura, más inteligente, más preparada para la vida.

Volteo a la forma en la que era hace un año, o hace dos, y me da gusto saber que ya no sigo siendo la misma, sino una versión mejorada que ya (ahora sí), le vale cero lo que hacen los demás, que la única competencia que tengo es conmigo misma, con mis deseos y metas. Curiosamente, ahora más que nunca disfruto más de la vida, de mis seres queridos, he aprendido lo que es el verdadero crecimiento personal y profesional, y soy más dedicada a mis pasiones.

Tengo que trabajar en la mejora, haciendo aún más introspección, poniendo en práctica lo que los “viejos” me han recomendado (porque hasta eso, jamás hago caso de consejos de gente de mi edad, es como un ciego guiando a otro ciego), encontrar sujetos de inspiración, entre otras cosas.

Pero no voy mal…

Reclutamiento laboral y tu pérdida de la privacidad

¿Qué estarías dispuesto/a a hacer para obtener un empleo?

Hace relativamente poco, asistí a una feria de reclutamiento con la finalidad de saber sobre las empresas que requieren profesionistas con un perfil como el mío. Una de esas empresas mencionó algo que puede entrar a un debate caluroso y que puede ser parte de la controversia al momento de que te elija Recursos Humanos para formar parte (o no) de la empresa. (Es probable que por ésta entrada, esa empresa jamás me contemple entre sus empleados, o ninguna otra lo hará)

La empresa menciona el caso de Ximena García, ex-piloto de Interjet, quien tuiteó: “Debería de caer una bomba en el zócalo… nos haría un favor a todos”, esto debido a la primer ceremonia del grito de la Independencia que encabezaba AMLO, actual presidente de México. Por el tuit, le retiraron su cargo temporalmente.

Y es por sucesos como éstos, que la empresa tiene un departamento especial para la búsqueda exhaustiva en las redes sociales de los aspirantes. La empresa no contratará a personas que tengan en sus redes sociales, imágenes que no sean de ellos (por ejemplo, la imagen de perfil de un cartoon puede sacarte del proceso de selección), así como comentarios de índole sensible (racismo, sexismo, contra la religión, etc…).

Los reclutadores aconsejaban que tu perfil de todas redes sociales, tales como Facebook, Instagram, Youtube, siempre tengan una imagen seria, con una portada de acuerdo al área en la que trabajas. Y en todo caso, tener dos perfiles: uno personal y otro para trabajo.

Siempre debe ser inadmisible el contenido que demerite a una persona, grupo, creencias, ideologías o movimientos. Sin embargo es bueno preguntarse si éstas acciones son o no una violación a la privacidad.

Para evitar quedar fuera de cualquier proceso de selección, intenta poner todas tus redes sociales privadas, para que nadie que no sea amigo tuyo tenga acceso a la información que publicas.

Expresar opiniones y puntos de vista es válida pero siempre tiene que hacerse con el debido respeto.

Por otro lado, éstas empresas pueden perderse de personas con grandes habilidades, solo porque los susodichos tienen a Bob Esponja en su perfil personal. Y por otra parte… lo mejor es evitar trabajar para empresas que se quieren meter más allá de tu tiempo de trabajo… eso a elección y dependiendo de las necesidades de cada quien.

Creepypasta Bob Esponja Cholo - YouTube

Libros de Historia similares de la SEP

En México, a los niños que estudiamos los niveles básicos de educación, se nos regalan los libros de texto gratuitos al principio de cada año escolar.

En sexto grado de primaria, a mediados del ciclo escolar, perdí mi libro de Historia. Como nunca le puse mi nombre, seguro me lo robaron o lo dejé desvalagado por algún lugar. Pero tenía que hacer mi tarea de algún modo. Como en ese tiempo no era muy común el uso del internet, recordé que tenía mi libro de cuarto grado guardado aún, y los temas que estábamos viendo, eran similares a los de cuarto.

Mi sorpresa fue grande cuando me dí cuenta que el libro de sexto… ¡TENÍA EL MISMO CONTENIDO DE CUARTO! Tenía un par de palabras más, pero en realidad eran los mismos temas, las mismas oraciones, solo agregando unos párrafos más, para “agregar dificultad” al nuevo año escolar.

Una maestra normalista me comentó que los grados impares (primero, tercero y quinto), son grados donde el estudiante adquiere un nuevo aprendizaje, mientras que los pares (segundo, cuarto y sexto), son refuerzo del conocimiento adquirido. Pero si me parece bastante curioso que el contenido se repita (aunque con palabras de más)

“Los primeros Años de la Independencia”, libro de cuarto grado de Historia, Generación 1993, Páginas 110 y 111
“Los primeros años de México Independiente. Libro de sexto grado de primaria. Generación 1993. Páginas 30 y 31

Los libros de texto de todas las generaciones se pueden encontrar en https://historico.conaliteg.gob.mx/

Aunque aquí en sexto sea un refuerzo del conocimiento, me parece interesante como es que el contenido es el mismo. En mi experiencia, el perderme el libro de sexto de historia no supuso en problema para seguir mi estudio de la materia, lo cual me hace preguntarme: ¿Es eso bueno? ¿O es malo?

Lo que no cabe duda, es que el contenido de la bibliografía gratuita, no implica calidad del todo. Que algo sea gratuito no debe ser sinónimo de baja calidad.

La línea entre la amabilidad y libertinaje

Desde hace un par de semanas que me había prometido escribir sobre ésta vivencia, y de cómo la gente confunde la amabilidad con dejar que hagan lo que quieran.

Íbamos caminando sobre la banqueta, cuando una muchacha, montada en su bici, en sentido contrario, iba tras de nosotros, y toca su campanita para apurarnos; a lo cual me enojé y no me quité. Quería que la dejáramos pasar a lo que le dije que no era nuestra obligación y que no nos íbamos a quitar para que pasara.

Ella responde que iba por la banqueta que no hay ciclovía.

No sé en otros países, pero al menos aquí en mi estado, el reglamento de vialidad claramente establece que las bicicletas NO DEBEN ir por la banqueta, sino por el carril para carros que está pegado a la derecha y por el centro.

Le hice saber lo que dice el reglamento de vialidad a lo que ella, en lugar de disculparse, o de perdida aceptar que estaba en un error nos respondió que SI TAN SÓLO FUÉRAMOS UN POQUITO MÁS AMABLES, TODO SERÍA DISTINTO.

Photo by Sora Shimazaki on Pexels.com

En entradas del blog anteriores, les he dicho que yo también soy ciclista y que aunque no me parece que la infraestructura sea tan amable con nosotros, para evitar cualquier accidente o percance, es mejor que sigamos las reglas de tránsito, y que si algo no nos pareciera, luchemos con ACCIONES VERDADERAS, para cambiar la situación que vivimos, no solo de la quejas. Como ciclista, yo puedo jurar por lo más sagrado que JAMÁS HE IDO EN SENTIDO CONTRARIO, NI ENCIMA DE UNA BANQUETA. Y si es así, es, yo debajo de la bicicleta, no montada ni apurando a los peatones, ya que los transeúntes son y siempre deben ser la prioridad.

Así que mínimo si los ciclistas quieren ir por la banqueta, no deben apurar a los peatones, ni mucho menos quitarlos para darles paso. Si hablamos de amabilidad, entonces creo que la empatía debe ser hacia el peatón.

México es un país donde todos nos quejamos de que la ley no sirve, que el narco, que la corrupción… pero la corrupción comienza desde nosotros, haciendo que los demás hagan y deshagan sin reportar a las autoridades o hacer una llamada de atención y “hacer como si nada ha pasado”. Si nosotros somos de los que no pagamos impuestos y aún así menciona frases como “Los políticos se roban nuestros impuestos”, que nos estacionamos en la “raya blanca” porque “vamos y venimos” y “no nos vamos a tardar”, de los que le da “mordida” al de vialidad en lugar de admitir nuestro error y pagar la multa correspondiente, de los que nos pasamos los altos “porque no hay nadie”, o de los que confunden que si uno deja hacer lo que quieren es ser poco amable; si eres de esos, puede ser que seas parte del problema y no tengas derecho a quejarte o a preguntarte de manera extrañada ¿PORQUÉ EL PAÍS ESTÁ CÓMO ESTÁ?

Lo de siempre por favor (super en Walmart) #todoOnline

Debido a la pandemia,a que no tenemos carro, a los precios inflados en las tiendas aledañas y su pobre surtido, a veces hasta caducado, hemos hecho la costumbre de pedir el supermercado online.

Veo demasiadas ventajas, una de ellas es que al menos en Walmart, te llevan el supermercado gratis los jueves en compras mínimas de 500 pesos. Incluso hay opciones de apps en las que los envíos son baratos, o hasta la opción de que si tienes transporte propio puedes usar el pickup, osea pedir el supermercado y recogerlo en un horario que te acomode.

Hace más de medio año que los jueves, sin falta, hacemos el supermercado con ellos. Siempre en la misma sucursal, siempre a la misma hora, siempre el mismo método de pago. Me he convertido en cliente frecuente.

Photo by Intricate Explorer on Pexels.com

No sé ustedes, pero a veces cuando contratas algún servicio o compras algún producto y más si son de cadenas grandes, te mandan una encuesta de satisfacción para que evalúes la calidad del proceso de compra, que va desde el servicio al cliente, hasta la calidad de los productos que adquiriste.

En mi última compra me percaté que no me había llegado un producto que había pedido, y aparte me lo cobraron. Como siempre me envían la encuesta, esperé para hacer el comentario. Mi sorpresa fue tal que en menos de una hora, me mandaron un whatsapp ofreciéndome el producto hasta la puerta de mi casa.

A final de cuentas era un producto por el que pagué, si lo pensamos no me regalaron nada, solo me dieron lo que me tocaba, pero para mi, el servicio al cliente es primordial. En el supermercado ya tengo a una persona en especial que me ayuda a resolver cualquier inconveniente que tenga con mis procesos de compra. Ya puedo decir que soy cliente frecuente y que hasta el momento me han resuelto el 99 por ciento de inconformidades que he tenido.

Photo by Daria Shevtsova on Pexels.com

Ahora bien, es muy cierto que las grandes cadenas de supermercados han estado envueltas en muchos escándalos últimamente, y yo quiero invitar a que, de ser posible, mejor compren a pequeños establecimientos para fomentar el crecimiento de la economía local. El discurso parece contradictorio, pero al menos la zona en la que vivo actualmente, son pocos los negocios que ofrecen variedad, calidad y precios competitivos, y esa es la razón por la que dejé de comprarles.

Hay que entender que por más que unl quiera apoyar a la economía local y a pequeños negocios, muchos de sus precios pueden llegar a ser abusivos.

Justo hace unas semanas, tuvimos una fuga de agua y para enmendarla de “mientras”, compramos la famosísima KolaLoka®. Un día antes había agregado el producto al supermercado, pero como urgía fui a la ferretería de por mi casa. Casi me caigo para atrás cuando me dijo el vendedor que la plastilina costaba 3 veces el precio que vi en el supermercado.

Photo by Luis Quintero on Pexels.com

Las tiendas de abarrotes tienen productos viejos y a precios altos.

¿Qué hacemos como clientes?

Tristemente, si uno quiere tener clientes en un negocio, el servicio al cliente, los precios competitivos y surtido son cosas que busco. Lo digo como cliente, no como empresaria, ni dueña de negocio.

Cada quien decide a quien comprar y está muy bien. Independientemente de si traemos mucho dinero o poquito, o de si compramos un solo peso de cilantro o nos estamos llevando mercancía como para un año, el objetivo de una empresa o negocio será vender. Así que uno como consumidor es quien pone las reglas. Si es necesario hacer una queja hay que hacerla. Si te piden que llenes un cuestionario de satisfacción, llénalo. Cuenta las cosas buenas y las cosas malas, porque la crítica constructiva podrá hacer que siempre el consumidor sea el primer lugar y se puedan acomodar los servicios, precios, entre otros, para beneficio de los consumidores.

Photo by RODNAE Productions on Pexels.com

¿El supermercado tendrá siempre mejor calidad y servicio?

Yo creo que no. Cuando vivía con mi abuelito, que es una zona céntrica, las tiendas tenían muy buenos precios, había mercados bien surtidos, y las personas eran amables conmigo y mi familia. Cuando mi familia iba supermercado era como una vez al año y eso era mucho, porque siempre tuvimos acceso a todo tipo de neceseres.

Cuando me fui a vivir en pareja, tampoco nos hizo falta nada. A dos cuadras teníamos un mercado con todo lo que te imagines a granel. Eran precios económicos, mercancía fresca, los del negocio siempre muy amable. A veces íbamos al supermercado, pero era mas bien por “ideas”, no por mera necesidad

El problema (yo lo veo como problema) que he vivido en los últimos tres años, es que, a kilómetros a la redonda, no hay ni un solo mercado, los pocos negocios que hay no ofrecen ni buen servicio, ni buenos precios, ni buen producto. Por eso, mi única opción viable y económica es el supermercado y he tenido solo buenas experiencias.

Photo by Wendy Wei on Pexels.com

Podemos entonces concluir que si hay mercados o pequeños negocios cerca de ti, que realmente ofrezcan todo lo que tu quieres y necesitas, allí es donde debemos comprar. Siempre exige calidad en todos los sentidos, nadie te está regalando nada. Hay opciones, por ejemplo en México, la PROFECO, que auxilia al consumidor con cualquier irregularidad en los productos y servicios. Está bien ayudar a las PyMEs(pequeñas y medianas empresas), pero que eso no cueste calidad.

Después seguiré platicando las broncas que he tenido en algunas demandas que he hecho. Pero eso será para otra entrada 😉

¿Es verdad qué el arte es más importante que la ciencia?

El otro día (hace mucho) recibí una especie de viñeta que decía que el mundo realmente cambiaría cuando los jóvenes apreciaran tanto a los científicos como lo hacen con los grandes cantantes o actores.

El comentario si iba encaminado a la poca cultura científica que tiene la juventud y las personas en general, y creo que la frase quería hacer conciencia en cómo a veces hay personas tan preparadas que, en términos de economía, ganan mucho menos que un cantante pop; y muchas veces la sociedad ve el reflejo del éxito igual al dinero.

Pero como siempre me encanta verle el detalle a todo, también creí que ese mensaje era muy pretencioso, como muchos de los mensajes de algunos científicos que menosprecian el trabajo de los artistas pensándose lo más importante de éste universo.

Y lo que me hace pensar eso, es que no es la primer viñeta referente al tema. Un comentario muy escuchado (tristemente a veces cierto por la falta de alfabetización científica al menos en México), es que ser artista es morirse de hambre.

También concuerdo de que algunos de los cantantes y actores actuales solo son una acumulación de la buena suerte, y no poseen técnica vocal, conocimiento de música en caso de cantantes, o estudios en actuación o arte por parte de los actores y aún así siguen siendo aclamados por la juventud, cuando a veces incluso muestran conductas que dejan mucho que desear y que se vuelven un símbolo a seguir por los jóvenes. Aún así, no todos los ejemplos son malos, y existen artistas famosos que son muy buenos aunque no canten o actúen en nuestros géneros preferidos. Y ellos se han ganado a pulso el respeto y admiración del público, no haciendo menos valioso su trabajo en comparación con un científico.

Un mensaje muy generalizado no me parece una buena forma de hacer conciencia entre la juventud para que admiren a un científico, que también, algunos de ellos son un “higadito” o personas muy petulantes que no hacen que ellos sean ejemplos a seguir e incluso alejan a las personas que quieren atraer en el mundo científico.

Incluso la imagen del científico no siempre tiene una connotación positiva en el mundo de la cultura pop. Por ejemplo, la forma en la que hacen a Sheldon Cooper de la Teoría del Big Bang. Es así entonces que incluso no siempre se da una imagen positiva artística del científico. Y la estigmatización queda reforzada cuando conoces a científicos que en efecto son así.

Photo by Alex Conchillos on Pexels.com

Hay una frase muy cierta, y que es la favorita de una amiga mía que dice

“Conviértete en el adulto que necesitabas cuando eras niño”

Para lograr que la juventud admire la ciencia, primero hay que hacer posible que la niñez y la juventud se sumerjan en ese mundo, y como lo mencioné anteriormente, a veces ésto no es posible debido a los padres, sino un trabajo que deben hacer los científicos. Si los jóvenes admiran más a un futbolista, a un cantante, un actor, puede ser por dos cosas: Que sus gustos, preferencias y habilidades estén más inclinadas a lo artístico, o la otra es que los científicos están haciendo mal su trabajo, y no provocan esa chispa necesaria para empatizar con los más jóvenes.

Claro que ver esto es algo superficial porque muchas de las actividades de divulgación dependen de los fondos de estado, los espacios que se destinan a esto, e incluso los temas que son más atractivos para los más chiquitines. Sin embargo, incluso en las pocas actividades que hay, se debe crear una emoción o hacer de esa experiencia algo inolvidable para fomentar la creatividad y la duda en la juventud y que puedan decidir estudiar ciencias o al menos respetar y admirar al científico de su preferencia.

Como todo, para lograr esto debe existir el trabajo en equipo entre la familia que debe alfabetizarse científica y tecnológicamente, los profesores en la escuela que tengan capacidad de enseñar ciencia de una forma apropiada para el nivel escolar del estudiante, el gobierno en fomentar las actividades científicas y de divulgación, y claro está, de los que se dedican la ciencia de hacer ésta tarea más divertida.

Tanto como el arte como la ciencia deben coexistir en equilibrio. Para resolver problemas de ciencia debe haber creatividad en ellos. Y el arte, por ejemplo en la música se apoya de la acústica y las matemáticas.

Bueno, como sea me malviajé por una imagen, pero no deja de ser algo de verdad que hay algo que no permite que la divulgación científica aflore.

Cuando te hieren la masculinidad

dopl3r.com - Memes - A los hombres Los blancos también sufren de ...
Si, ya tomen su churro, lloren en otra parte.

Platicando con mi amiga Susana por whatsapp, ella me comenta que es casi imposible, o al menos en su propia experiencia, que un hombre se jacte de la inteligencia de una mujer. Pero lo que es curioso, es que en algunas parejas, por ejemplo, la mujer si posee una mayor inteligencia. En otras ocasiones, las mujeres tienen mejor preparación académica, o llegan a tener mejores salarios. Pero la inteligencia es otro rollo.

Me ha pasado, que ha habido algunos “onvrez” que no les gusta que tenga mayor preparación que ellos. Cuando daba clases, en varias ocasiones (juro que perdí la cuenta), les enseñaba algún método de resolución y dudaban de que fuera como yo se los enseñaba (hasta en mi pendejez, revisaba el ejercicio, pero si era correcto). Y eso es bastante común que pase.

Que uno sabiendo y teniendo pleno conocimiento sobre un tema, exista un hombre que diga que no es cierto o que dude de la veracidad de la información.

Por fortuna, esos ejemplos han sido de hombres que poseen una masculinidad frágl, porque soy afortunada de que los hombres con los que convivo no suelen ser así, al contrario, admiran a las mujeres, les dan su lugar, y no empiezan con sus discursos de “a los onvrez tanvien los matan”, simplemente porque poseen al menos vagos conocimientos de estadística y conocen las razones de los asesinatos, y entienden que la forma de asesinato no es la misma.

En lo personal, yo no busco la aprobación del sexo contrario porque yo sé como me he formado, y qué personas valen la pena y cuáles no.

Mi tío siempre elogió mi inteligencia, mi hermano también lo ha hecho, mis compañeros de clase, mis amigos y mi actual novio también; claro que también tuve algunos compañeros en la universidad que no (pero eso no era por cuestión de género, si no porque eran mamones con todos xD), e incluso mi anterior novio jamás lo mencionó, sino lo contrario, se hacía notar más (según el) haciendo menos mis habilidades.

¿Quiénes fueron las últimas 5 personas que fueron elogiadas por tí debido a su inteligencia?

Cuando una psicóloga me quitó la chamba

O al menos así lo sentí. Dejen les cuento de una historia que tuve hace muchos años, en la que estaba buscando trabajo. Un señor me llamó porque le interesó mi perfil, pero era específicamente para educar a un niño en casa. Fui a una entrevista con los padres, me cayeron muy bien, me pude dar cuenta que eran algo mayores para tener un hijo tan pequeño de edad, pero no pregunté por ello. Les gustó platicar conmigo y me invitaron a comer para que conociera al niño. Fui a la entrevista, me la llevé bien con el niño, era muy inteligente y le gustaba jugar Yugioh xD.

Al parecer también le caí bien al niño y le gustó que fuera una persona que resolviera sus dudas con información verídica. El trabajo casi era mío.

La “prueba final” era ir a una sesión de terapia psicológica, me dieron cita, fui puntualmente. Durante la sesión no hablamos de temas muy profundos o de los traumas, pero me pude dar cuenta que la psicóloga era de aquéllas que receta homeopatía y flores de Bach. Lo más profundo que pude decir era que estaba en proceso de titulación de Física, y le platiqué de la importancia del método científico. Terminó la sesión, y jamás supé de la familia, ya no me llamaron ni para decirme si, ni para decirme no.

Siempre sentí que no me contrataron a causa de la psicóloga, y no necesariamente por los traumas o demás, pero no negaré que no me sentí cómoda al ver que recetaba a sus pacientes con cosas pseudocientíficas. A veces pienso que tal vez fue que simplemente era la distancia de las casas…o que no tengo la preparación para educar un niño de cuarto de primaria (lo cual tendría más sentido), pero aún cuando me consuele con esas ideas, sigo pensando que ella tuvo que ver más en la decisión final.

.

.

.

Esto tenía que escribirlo porque fue hace ya bastante tiempo que ocurrió, jamás supe las razones por las que no me contrataron, y porque todo parecía ir tan bien que jamás pensé que esa entrevista fuera determinante. La psicóloga trataba al niño casi desde que era un bebé xD, entonces obviamente la familia iba a confiar más en alguien que tiene tiempo trabajando con ellos, a una desconocida. Sin embargo, el tiempo no puede ser tomado como un argumento de profesionalidad. Es bastante negligente tratar pacientes con métodos que no son probados. Y dentro de mi mente conspiranoica, siempre pensaré que esa mujer quiso tapar su negligencia.

A %d blogueros les gusta esto: