Top 5 de veces que me perdí

Por si algún día comienzo con la demencia, dejaré algunas vivencias que recuerdo con mucho cariño,

Así como tengo defectos muy marcados, una de mis virtudes es que soy un mapa andante y me puedo ubicar por calles con facilidad.

Esto no indica que no me pierda, a veces la orientación falla; pero a estas alturas, en donde me dejen, puedo darme una idea de a dónde tengo que ir para llegar a mi destino.

Roberto me dice que le diga por donde, pero yo soy partidaria del método rudo: para aprender, tienes que hacer.

Y antes de moverme por la ciudad, desde que empecé a salir sola en la adolescencia vaya que me he perdido por la ciudad. Así que por si el “Alzheimer”, voy a dejar mi top 5 de veces que me he perdido:

#5 EN SANTA ANITA

Allá por el 2015, salí del trabajo y a Doña Vergas se le ocurrió aventurarse y tomar la 30 directo para regresar a su casa. Nunca había tomado el camión por donde trabajaba y cuál fue mi sorpresa que me fui en la dirección contraria. Esto estaría bien si no hubiera sido el último camión y ya no salía ningún otro en dirección contraria. Eran casi las 11 de la noche y ya no había transporte público y no traía dinero para pagar un taxi, aparte de que me daba mucha inseguridad.

Para mi suerte, en ese tiempo se estaba poniendo de moda el uso del UBER. Me metí a una Farmacia Guadalajara de 24 horas, descargué la app, puse los datos de mi tarjeta de nómina y pude pedir el Uber que me llevó a mi casa.

#4 – CUANDO ME PERDÍ CON JACQUELINE PARA IR A LA PILA SECA, DESDE CUCEI (hay entrada del blog referente a este tema https://lucyvalucyviene.wordpress.com/tag/jacqueline/)

De CUCEI al centro de Tlaquepaque, no debería haber pierde: sales derecho por Marcelino García Barragán y llegas a Tlaquepaque, pero no sé porqué me estupidicé y le dije que tomáramos un camión, del que nos bajamos a dos cuadras porque no se iba por donde pensaba que se iba, y pedí un Didi. Aunque no fue por mucho tiempo que nos perdimos (bueno, yo la perdí), fue una historia que vale la pena recordar.

Como cuando Ryoga solo tenía que verse en el patio trasero de su casa para pelear con Ranma

#3 – CUANDO ME PERDÍ CON MI MAMÁ EN LA CENTRAL NUEVA CUANDO ÍBAMOS A TLAQUEPAQUE

Aquí yo tenía 16 años y mi mamá me dejó en la Comagon que se llevaba a cabo en el Refugio Tlaquepaque. Tomamos el tur, pero cual fue la sorpresa, que como era domingo, el tur cambiaba su ruta por la vía recreativa y mi mamá nos perdió, llevándonos hasta la central nueva. Le preguntó que si estábamos cerca de El Refugio y el chofer le contesta que no, que está muy lejos, pero que si queríamos, nos podía llevar de regreso sin cobrarnos.

Entonces nos subimos pero cuando bajamos, igual nos perdimos y caminamos mucho. Les empezamos a preguntar a los prestadores de servicio social que se encontraban en la vía recreativa hasta que llegué a mi destino.

#2 PERDIDAS EN EL CERRO DE LA REINA DE TONALÁ

Corría el año 2010, y mi amiga Pili y yo teníamos que realizar un trabajo para la asignatura de difusión cultural sobre los lugares de Tonalá. Así que un día fuimos temprano para realizar la colecta de información y tomar fotos. Al menos yo nunca había ido a Tonalá, entonces comenzamos a turistear por todos lados. No sé cómo, ni porqué, ni en qué momento, terminamos en la cima del cerro de la Reina. Es más, sigo tan desubicada que no me atrevería a decir que era el cerro de la reina

Cómo éramos estudiantes de bachillerato, no teníamos dinero mas que para el camión y terminamos en el cerro como a la 1 de la tarde durante la primavera. No traíamos agua ni nada. Entonces, vi un tanque de agua y me puse a beberle directamente para no morir deshidratada. Después de

La perdida, la deshidratación fueron un espanto, pero eso si, las risas y la sesión de fotos como buenas adolescentes no faltaron.

#1 VOLVÍ A LA CENTRAL NUEVA

La vez que si sentí el terror, fue cuando me perdí yendo a una posada de un amigo de mi hermano, allá por CUCEI también, pero no recuerdo donde andaba que tomé un camión y terminé perdida en la central nueva. No sabía ni donde estaba y comencé a caminar sin rumbo, hasta que encontré los camiones. Como ya pasaban de las 10 de la noche, en mi desesperación me subí a un camión que decía CENTRO… y así finalmente llegué a la posada.

¿Dónde te has perdido?

Optimista

No, después de ver a las estudiantes de licenciatura haciendo sus tareas, el servicio social, y todas esas cosas terribles por las que ya pasé, creo que por el momento no las quiero volver a pasar,así que seguiré con mi ida y dependiendo de las necesidades de este semestre, veré que es lo que más me conviene hacer, por el momento necesito cosechar mi paciencia, porque algo mejor se viene. Aún no me desanima por completo la idea de estudiar un doctorado, pero estos siguientes seis meses, serán definitivos para saber que es lo que tengo que hacer, de la manera que más me beneficie como plan de mediano plazo.

Entre llas relajaciones del día de hoy, fue mi lectura y hacer otra pintura copia. Espero animarme la próxima semana a hacer algo de mi propia creación.

La que nunca se entristece…

Habemos personas que no podemos estar tristes porque se cae el mundo de los otros, como si el nuestro siempre fuera un paraíso lleno de palmeras, música cumbia y vacaciones eternas en el Caribe.

Habemos personas que no podemos pedir soledad porque eso eso está mal, porque “necesitamos ser escuchados”, “necesitamos estar acompañados”, para no caer en la depresión.

Habemos personas que no podemos sentir tristeza o melancolía porque eso es algo que “no encaja con nosotros”, porque siempre debemos estar sonriendo, contando chistes y emanando positividad.

Habemos personas que no podemos descansar un momento porque solemos estar llenos de energía, ir de arriba para abajo, ir en bicicleta por toda la ciudad sin sentir el cansancio, que podemos tener siete trabajos y socializar porque nunca se nos termina la pila, está en nuestra naturaleza ser así.

Habemos personas que no podemos ir a terapia porque no somos ese tipo de personas que necesita ayuda profesional, ya que mostramos conductas totalmente centradas, serenas y lógicas, porque los psicolocos son solo para problemáticos insatisfechos.

Habemos personas que no podemos dar un respiro porque el mundo ajeno se desmorona en pedazos, mientras que el nuestro también lo hace, aunque la fachada disimule las piezas caídas.

Allí está la que nunca se entristece, la que nunca descansa, la que no necesita de nadie ni de nada, la que no necesita del aire para respirar… porque a veces lo único que necesita es el cobijo de la soledad para pensar y encontrarse con ella misma. Así como ella, hay muchos otros allá afuera de tu mundo egoísta.

Photo by Ekaterina on Pexels.com
Sobre ese sentimiento….

27. ¿Algún problema que te tenga preocupado en este momento?

Si, llos problemas no acaban. Por una parte me tiene mortificada la titulación de la maestría y por las correcciones de mi tesis, que se juntaron y eso me agobia demasiado, al punto de mandar todo al carajo por momentos.

Por otra parte también el diagrama de flujo que tengo de todos los posibles escenarios dependiendo de lo que pase en este mes. Es tanta la información que me agobio un poco.

Y ni se diga la salud, parece que de tanto estrés nunca estoy sana, y resulta que necesito una cirugía.

Aunque dentro de lo que cabe, nada de esto es grave y sólo se necesita ponerse en marcha para que todo tenga una solución óptima y pronta

Confesionario 06 de abril del 2020

++ Confieso que compré una bicicleta elíptica para no ponerme marrana… pero casi no me he subido porque traigo un dolor de espalda D:! pero ya se me quito :o!

++ Confieso que me entregaré esta semana santa a la procrastinación entera para descansar mi mente.

++ Confieso que retomé el estudio del japonés, y el canal de Yuyu Nihongo fue mi principal inspiración, pero estoy estudiando para el N4 desde la página de JLPT Sensei

++ Confieso que me siento más confiada en mis habilidades de idioma francés.

++ Confieso que tener la casa limpia es tener el alma limpia. Limpien a profundidad sus espacios.

++ Confieso que aunque la situación económica es fea para muchas personas, aquí también se deja ver la falta de la cultura del ahorro en muchas familias a nivel mundial.

++ Confieso que estoy triste porque Toluna me devolvió mis puntos y no se pudieron redimir mis 250 pesos :(.

++ Confieso que hice una limpieza de likes, suscripciones y demás de las pocas redes sociales y de videos que tengo (solo me quedé con Youtube y FB), si no escapas de ello, al menos hay que intentar que sean un lugar agradable.

++ Confieso que quiero una plancha para takoyaki, para jamás utilizarla.

++ Confieso que me molesta que la gente sea bien mojigata en estos tiempos de las vacaciones de primavera y se tomen bastante a pecho la vigilia, si el resto del año son una mierda de personas.

++ Confieso que quiero hacer oreos fritas.

++ Confieso que tengo ganas de dibujar en mi tableta gráfica, pero se me va el día en otras cosas.

++ Confieso que calibré la bateria de mi computadora, son cosas que uno debe hacer y que no siempre hace uno.

++ Confieso que tengo que recomendarles este canal En pocas palabras. También está un canal en inglés. Confieso que debido a eso, tal vez haga una entrada con mis canales favoritos de youtube 😀

++ Confieso que quiero solo un día, EXCLUSIVO para leer desde la mañana hasta la noche.

Confesionario 15/Marzo/2020

++ Confieso que tener una agenda ha reparado mi vida de una manera que no puedo describir, soy más organizada, entrego todo a tiempo, y me da tiempo para hacer cosas que quiero.

++ Confieso que por participar en el editatón Wikipedia de éste año, me gané una beca para el Talent Land, y confieso que quiero ir a ver la conferencia de mi gurú de las finanzas, Sofía Macías.

++ Confieso que me choca la gente que hace pánico por el coronavirus, obvio es nuestra responsabilidad social no andarlo esparciendo evitando salir, tener contacto humano… pero no inventen, tampoco es el apocalipsis como para que regañen a todo mundo por juntarse, o que se acaben el papel, jabón y otros menesteres para el hogar.

++ Confieso que la neta si se maman con los chismes que le enjaretan a AMLO.

++ Confieso que fui a renovar mi pasaporte la semana pasada, y me parece increíble la cantidad de personas de la tercera edad que van a renovarlo, me imagino que es porque trabajan en los yunaited, o sus familiares son de allá.

++ Confieso que ya estoy en mi IMC normal.

++ Confieso que odio los apoyos económicos de las universidades públicas, casi casi te piden de requisito llevar pelos de rana calva y el santo grial, para casi nada que ofrecen.

++ Confieso que quería salir de vacaciones en semana santa, pero nel

++ Confieso que pude hacer posible que mi hermano conociera a Alex Vincent (Andy en Chucky), y me da felicidad saber que lo puso feliz, aunque a veces mi hermano me caiga bien gordito.

++ Confieso que me compré un aparato para quitar los puntos negros… y valió la pena, esa carita tan limpia que deja, está con madres.

++ Confieso que estoy leyendo un manga llamado Midnight Secretary.

++ Confieso que soy feliz por el 20 aniversario de Inuyasha… sé que estoy mame y mame con eso, pero es una serie que ha marcado mi vida y me encanta.

++ Confieso que he tenido bastante tarea y ocupaciones, tanto que ni he podido hacer lo que más me gusta de esta vida…. escribir en mi blog.

++ Confieso que me gusta que hayan quitado las clases en la universidad, y estoy harta en fingir que no.

++ Confieso que porqué diablos la gente que me cae bien cumple años en marzo D:!, me van a dejar pobre con sus regalos :o!, pero vale la pena cada centavo con tal de verlos felices y estrenando cositas <3!

++ Confieso que no me gustan para nada los niños, volviendo a lo de la renovada de pasaporte, salí con un dolor de cabeza a causa de los niños D:!

++ Confieso que traigo un nuevo corte de pelo, yo me lo corté solita.

++ Confieso que vuelvo a usar lentes porque me canso la vista, porque ya estoy bien viejita y soy bien estudiosa (oi nomas).

++ Confieso que ya es tiempo de grabar algo nuevo para Los Soberbios.

++ ¿Porqué será que siempre valgo verga en el Listening del TOEFL? siempre estoy bien sorda con los idiomas, tal vez no me fue tan mal, los resultados los compartiré cuando los tengan listos…

++ Ya terminé mi curso de redacción científica, y lo he puesto en mi LinkedIn :D!

 

Confesionario 12 de febrero 2020

Hace bastante tiempo que no escribía un confesionario, y creo que es hora de dejar ir todo lo que traigo (tanto bueno como malo)

++ Confieso que hoy se me hizo tarde para llegar a clase, y tuve que llamar para decir que no iba a llegar… lo peor de esto es que soy la única alumna de la clase.

++ Confieso que no me gustan los pueblos mágicos (ódienme culos), odio la vida de pueblo y tranquila, y lo peor es que casi siempre hay banda tocando :s!

++ Confieso que me gusta hacer postres, pero más que todo, disfrutarlos :D!

++ Confieso que ahora tengo el cabello azul, y que creo que no me sienta bien.

++ Confieso que ya tengo mis lentes para la vista cansada, y que siente padre ver bien por las noches 🙂

++ Confieso que quisiera tener más tiempo libre para poder leer más.

++ Confieso que ya casi un mes y medio de hacer Pilates.

++ Confieso que mi vecina me cae mal por desquehacerada (no la sra. Angela, la otra vecina).

++ Confieso que, acerca de la lectura, quiero intentar leer libros que me ayuden en mi vida diaria, como los del PCInversionista, que ha cambiado mi vida para bien.

++ Confieso que me gusta estar en Quora.

++ Confieso que no me gusta madrugar tanto, pero lo positivo de esto es que el dia te rinde bastante.

++ Confieso que he estado muy negativa, viendo lo malo

++ Confieso que este año si vi los Óscares porque estaba en una quiniela en Lifepoints, y fallé en la terna de mejor animación… si, sonará mainstream pero no me da confianza que haya ganado Toy Story 4.

++ Confieso que hablando sobre los nominados y eso.. The Irishman fue muy buena pero es como ver otra versión de El Padrino, con los actores que siempre interpretan el papel de siempre… no me peguen, es la verdad culos 8-D!

++ Confieso que les recomiendo el programa de Gravitik de RadioCucei, lo transmiten el miércoles a las 6 de la tarde, buenos temas :D!

++ Confieso que estoy aprendiendo a hacer masajes.

++ Confieso que los cetes si me han generado rendimientos :D!, inviertan allí chavos

++ Confieso que estoy viendo Inuyasha para celebrar sus 20 años de creación :D! (creo que esto ya lo había confesado, pero no importa).

++ Confieso que redimí en Toluna un canje por 250 pesos para The Cheesecake Factory

++ Confieso que no me gusta que la gente sea impuntual, y que es algo que es requisito para que una persona tenga una buena impresión en mi.

++ Confieso que se me hace raro tener muchisisisisisisisimas visitas en mi blog de tan pocas personas, parece que me estan estalqueando (en el mal sentido).

++ Confieso que en estas fechas me acuerdo de lo tacaño que era mi ex, y me da coraje xD.

++ Confieso que ya me quiero titular (y apenas voy empezando la maestría xD).

++ Confieso que me gustaría vacacionar en el Caribe.

++ Confieso que ya terminé el francés de Duolingo, y ahora estoy en Busuu.

 

Dar y dar, y no recibir

El mejor consejo que he adoptado en esta vida es que si quieres evitar la tristeza, la desilución o cualquier otro sentimiento negativo, lo mejor es no esperar nada de nadie.

Cuando te toca dar, no pienses que te será devuelto lo que has dado. Eso va desde un chicle, 50 pesos, escuchar a lo que necesita, necesidades de tu pareja, etc… A veces puede existir cierta correspondencia en tus actos, pero en realidad es muy raro que pase.

Algo que quiero admitir (y espero no ser la única), es que a pesar de ser una persona desprendida de las cosas (juro que no me duele dar lo que tengo), en ocasiones, y sobre todo cuando uno se encuentra en una situación emocional inestable, como que si quisieras recibir algo a cambio. No lo dices, solo lo piensas. Y puedo atreverme a decir, que no siempre lo que hacemos es al cien por ciento desinteresado.

Intento que así sea, pero no es garantía de que todo lo que hago o digo sea correspondido. Y prefiero que todo lo que se me dé sea correspondido por los otros. No porque lo sienta como una deuda, sin embargo hay personas muy fuertes que no hacen obvio su malestar o tristeza en una situación; y regresar un poquito de lo que nos han dado, puede contribuir a la felicidad del susodicho. Porque a mi de verdad si me gusta regresar lo bueno que han hecho por mi, porque quiero hacer de este mundo un lugar màs feliz, lleno de sorpresas para mis allegados.

Pero no mentiré que en ocasiones esa tristeza me invade, y duele más cuando no son cosas materiales, sino sentimientos o acciones.

De este tema hay mucho en internet, pero puedo resumir bajo mi pobre experiencia (porque si un treintón o cuarentón lee esto, se cagaría de risa y diría: qué pedo con esa mocosa nalgas miadas), y que a los más jóvenes les pueda servir.

  • De verdad no esperes nada de nadie
  • Devuelve todo lo que te han dado, pero no con intención de saldar una deuda, sino porque te nace hacerlo.

Espero releer esta entrada y calmar lo que siento. No me es fácil hablarlo a pesar de que hablo mucho, pero el escribir las cosas me ayuda a dejar el negativismo en cada letra que escribo.

 

NOTICIA FUERA DEL TEMA DEL POST: Intentaré ilustrar cada una de las entradas de mi blog en mi cuenta de instagram, digo intentaré porque obviooo no sé dibujar y no tengo formación en eso, pero creo que en parte también es el miedo que nos meten de “no sabes dibujar” o “Don Vergas dibuja mejor que tu”, así que aunque fracase, lo intentaré.

A %d blogueros les gusta esto: